Yo también soy Chato, ¿y?

10:50 p. m. Francisco Arbaiza 1 Comments



Al ser Chato (a mucha honra), me llamó particularmente el revuelo que generó la resucitada campaña "Chato" de Leche Gloria de Publicidad Causa desatada por la carta de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh) hace algunas semanas:

Señores Grupo Gloria S.A.

Nos dirigimos a ustedes para expresar nuestra preocupación por la campaña de Leche Gloria que vincula el consumo de leche con tener una elevada estatura y está llena de burlas hacia los niños y adolescentes “chatos”. En un país donde la cuarta parte de los niños tiene retardo en su crecimiento y la abrumadora mayoría no puede tomar los 3 vasos de leche al día que recomiendan sus comerciales, Gloria, resulta una campaña muy desatinada.

Es más, puede afectar seriamente la autoestima de muchos niños, que pueden beber mucha leche y a pesar de ello no crecen, por diversas razones, como el simple hecho que sus padres sean de baja estatura. Estos avisos pueden fomentar la burla y la discriminación hacia estos niños y, en general, hacia la mayoría de niños peruanos que no tienen las tallas elevadas que presentan en su publicidad. Les pedimos por ello suspender esta campaña publicitaria y buscar mayor creatividad en sus avisos, sin afectar la autoestima de su público.

Somos testigos de las múltiples veces que Leche Gloria ha sido criticada por las ejecuciones de sus campañas publicitarias. Criticas referidas a: el tono de piel de los modelos de sus comerciales, el nivel socioeconómico reflejado en caracteríticos "slice of life" e incluso el rol desarrollado por las figuras femeninas (jum) ... pero definitivamente esta crítica a su última campaña ha superado límites insospechados.

No pretendo con este post hacer una apología a Gloria, que en realidad ni siquiera consumo (tal vez por eso soy chato). Es cierto que los creativos de Causa pudieron hilar más fino en el mensaje (como en anteriores campañas), pero creo que aquí se están metiendo distintos temas en un mismo saco, llevando la crítica a niveles insospechados:

1- La "burla" a los chatos en un país en el que somos muchos.
2- La "cuestionable" promesa de la campaña.
3- El alcance a disímiles públicos de los anuncios de una campaña de comunicación masiva.
4- La excesiva importancia que le dan algunos a una información de relativa baja relevancia como es un anuncio en una tanda.

Ciertos medios y blogs y figuras del mundo publicitario han pisado el palito cayendo en una espiral de reflexiones que suelen ampararse en argumentos de trasfondo social como "los de raza blanca son altos y los mestizos chatos". Mucho absurdo sin un sustento de fondo en donde se ha terminado hablando de indignación, de publicidad infame, de comunicación hiriente, etc.; que más parece una cacería de brujas que otra cosa y en la que (lo que parece más curioso), algunos publicistas han participado.

Basándonos en similares premisas de la crítica a la campaña de Gloria, podríamos decir, que es igual de inapropiado emitir un comercial de -digamos- Sony Bravia, ya que en un país en el que 6 millones de peruanos viven en situación de pobreza es insultante, ya que el precio de estos artefactos no baja de los 1500 soles. En primer lugar, dónde quedaría la autoestima de aquel padre cuyo hijo, mientras sentados frente a su televisor Hitachi blanco y negro del '82 (adquirido con mucho esfuerzo en la cachina) le preguntase: "¿Papá porqué no podemos tener uno de esos?".

En segundo lugar aquella promesa de imagen de HD en el Perú no es tan cierta ya que difícilmente se alcanzará en un canal de señal abierta en un futuro aún lejano (tal vez con un reproductor de DVD). Y que ni se le ocurra a Sony hacer un slice of life en el que se vea una lujosa sala de un departamento (de los que ni el 10% de los peruanos puede poseer). Y por último, de los personajes que podrían aparecer mejor ni hablemos, que casi seguro no sale un modelo representativo de esta nuestra poderosa raza de cobre.

Loables las disculpas de Causa, pero por favor. Las cosas como son.



P.S. Humildemente creo que muchas organizaciones deberían dedicarse a labores más trascendentes para los niños de nuestro sufrido país.

1 comentario:

  1. Hola... soy Jozer vivo en Arequipa y tambien soy chato (1.65 m con botas y sombrero)aunque ya es tarde para mi comentario, despues de casi 2 años esto no cambia..........

    ResponderEliminar